Succionadores de Vaginas

Disfruta de nuevas sensaciones con los succionadores de vaginas.

- Ŝucćionådor de Clìtøriş con Víbradõr de Pūnto Ġ para Mujer Ŝučcion Clítoriş Y Pežonẹs Ẹstîmừlador Vaĝinàl Recargable Impermeable
– Ŝucćionådor de Clìtøriş con Víbradõr de Pūnto Ġ para Mujer Ŝučcion Clítoriş Y Pežonẹs…

¿Qué es un Succionador Vaginal?

Cuando se trata de concentrar la estimulación en la zona genital, los succionadores vaginales se convierten en accesorios ideales. Estos dispositivos son, en esencia, bombas de vacío que permiten que la zona genital, especialmente el clítoris, se hinche.

Esta hinchazón se debe a la acumulación de sangre en la zona, lo que aumenta la sensibilidad y hace que cualquier caricia se vuelva más intensa y placentera.

Los succionadores vaginales vienen en diferentes tamaños y constan de dos partes: una que se coloca directamente sobre la entrepierna y otra que te permite controlar la intensidad de la succión, ya sea de forma manual o automática.

¿Cómo se Utiliza un Succionador Vaginal?

El succionador vaginal es un accesorio de estimulación versátil que se puede utilizar en diferentes momentos de tus encuentros sexuales. Muchas personas prefieren usarlo durante los juegos preliminares para disfrutar de sus efectos durante toda la velada.

Además, los succionadores vaginales son populares en las sesiones de BDSM, ya que ofrecen una mezcla única de placer y dolor que muchas parejas encuentran emocionante.

Estos dispositivos permiten un control total sobre el placer y el dolor, lo que los convierte en herramientas ideales para el sometimiento en estas sesiones.

Aquí te presentamos algunas formas de usar un succionador vaginal:

Aumentar el Volumen de los Labios Vaginales

Uno de los usos principales de un succionador vaginal es aumentar el volumen de los labios vaginales. Muchas parejas encuentran extremadamente excitante una vagina con un aspecto hinchado.

El succionador logra esto aspirando el aire del interior de la parte que se coloca en la entrepierna, lo que provoca una concentración del flujo sanguíneo y, como resultado, un aumento del volumen.

Succionadores Vaginales para Juegos BDSM

En las sesiones de dominación y sumisión, los succionadores vaginales son excelentes para el sometimiento de los genitales de tu pareja.

El uso intensivo y prolongado de estos dispositivos puede causar ciertas molestias, lo que crea un ambiente perfecto para que tu pareja se someta a tus deseos durante estas sesiones intensas.

Mayor Sensibilidad

Si deseas intensificar el placer de una caricia o del contacto piel con piel, los genitales hinchados por el efecto del vacío se vuelven mucho más sensibles al tacto.

Puedes usar un succionador vaginal durante los juegos preliminares para garantizar estas sensaciones intensas durante las relaciones sexuales. Se integran perfectamente en estos juegos de calentamiento, y puedes ajustar el nivel de succión según tu comodidad.

Succionadores Vaginales para Masturbación

Los succionadores vaginales también son ideales para el juego en solitario. Puedes usarlos antes de emplear otros juguetes sexuales durante la masturbación.

El cambio en el volumen de los labios vaginales y el clítoris, así como la sensibilidad generada por la mayor concentración de sangre en la zona, te proporcionarán sensaciones que nunca antes habías experimentado.

¿Qué Succionador Vaginal Comprar?

Si estás interesada en experimentar con un succionador vaginal, es importante considerar algunas características antes de realizar tu compra. Aquí te presentamos las claves para tomar una decisión informada:

Dimensiones del Succionador Vaginal

El tamaño y diseño del succionador son factores cruciales en tu elección. Las medidas y el diseño de estos dispositivos influyen en gran medida en la experiencia que tendrás.

Es fundamental encontrar un succionador que se adapte bien a tus medidas para obtener los mejores resultados. Mide la distancia desde el clítoris hasta el perineo y la medida transversal de la zona antes de elegir un modelo.

Materiales de Fabricación

Los succionadores vaginales suelen estar fabricados principalmente con plástico, pero la textura y la dureza pueden variar según el tipo de plástico utilizado.

Algunos materiales, como el ABS o el TPE, son más rígidos, mientras que la silicona es suave y flexible, lo que la convierte en una opción popular para principiantes.

Rango de Precios

Establece un presupuesto antes de comenzar a comparar succionadores vaginales, ya que los precios pueden variar considerablemente.

Los modelos más básicos suelen rondar los 30 euros, mientras que los modelos avanzados pueden llegar a costar alrededor de 120 euros.

Las diferencias de precio suelen deberse al tipo de material y a la calidad del manómetro, que puede ser manual o automático.

Tipos de Succionadores Vaginales

Cada modelo de succionador vaginal ofrece características específicas y proporciona diferentes niveles de intensidad en la succión. Aquí te presentamos algunos tipos de succionadores vaginales y cómo pueden añadir matices a tu experiencia erótica:

Con o Sin Vibraciones

Algunos succionadores vaginales incluyen vibraciones para intensificar el placer. Estos dispositivos cuentan con balas vibradoras que acompañan la succión con movimientos vibratorios. Son ideales para la masturbación, ya que añaden un nivel extra de placer a la experiencia.

Intensidad de la Succión

La potencia de succión varía según el modelo. Los dispositivos más económicos suelen tener una potencia de succión moderada y agradable.

Si buscas una succión más intensa, es necesario invertir en un succionador vaginal de mayor precio.

Los modelos avanzados a menudo incorporan bombas automáticas que ofrecen un mayor control sobre la succión y una amplia gama de niveles de potencia.

Zona de Acción

El tamaño de la tetina de tu succionador vaginal determina la amplitud de la zona en la que actúa, y esto, a su vez, afecta la potencia de succión. En general, cuanto menor sea la superficie de contacto, mayor será la intensidad de la succión. La clave para una experiencia placentera radica en encontrar un término medio y un tamaño de tetina que se adapte bien a tu entrepierna.

Cómo Usar un Succionador Vaginal: Consejos Esenciales

Aunque puedas tener experiencia en el uso de juguetes sexuales, los succionadores vaginales presentan algunas particularidades que vale la pena tener en cuenta para aprovechar al máximo su potencial. Aquí tienes algunos consejos para un uso óptimo:

1. Lubricación Adecuada

Asegúrate de que la parte del succionador que entra en contacto directo con tu piel esté bien lubricada para garantizar un uso cómodo y seguro.

Utiliza un lubricante a base de agua para que el contacto sea suave y agradable, permitiendo que el succionador haga su trabajo de manera efectiva.

2. Control de las Válvulas

Observa si tu succionador vaginal tiene válvulas que se pueden abrir o cerrar. Es importante que la válvula esté cerrada al comenzar a usar el succionador, de esta manera, el aire puede salir pero no puede entrar, lo que es esencial para crear el vacío necesario.

3. Medidas Precisas

Asegúrate de que haya un buen contacto entre el succionador y la zona que deseas tratar. Esto comienza con la elección adecuada del succionador.

Antes de adquirir uno, es importante que tengas bien claras las medidas de tu entrepierna. De esta manera, garantizarás que el dispositivo cumple perfectamente su función sin causar molestias ni imprevistos.

4. Posición Correcta del Succionador Vaginal

La mejor posición para usar un succionador vaginal es estar tumbada boca arriba y con las piernas abiertas. Con una mano, coloca y sostén la parte del succionador que succiona en tu entrepierna.

Con la otra mano, utiliza la bomba de vacío, que puede funcionar de forma manual o automática. Durante el uso, puedes mover ligeramente el succionador hasta encontrar la posición más adecuada.

No te preocupes si no queda bien colocado a la primera; puedes ajustarlo fácilmente, especialmente si lo has lubricado previamente para mayor comodidad.

5. Aprovecha el Vacío

Asegúrate de que el succionador se mantenga en su lugar gracias al efecto del vacío antes de empezar a bombear. Esto es crucial para que el dispositivo funcione de manera efectiva. No comiences a bombear hasta que hayas comprobado que el succionador responde adecuadamente al vacío que deseas generar.

6. Control de la Intensidad

Regula la intensidad de la succión de acuerdo con tu nivel de comodidad. Todas las personas tienen umbral de dolor diferente, y la sensación puede variar según tus objetivos con la estimulación. Ya sea que utilices una bomba manual o automática, tienes el control total de la succión, así que ajústala según tus preferencias personales.

7. Experimentación

En las primeras veces, la sensación de que tus labios vaginales se hinchan puede parecer un poco extraña, pero te acostumbrarás rápidamente. Tómate tu tiempo para experimentar y descubrir qué nivel de succión es más placentero para ti.

8. Límite de Vacío

Notarás sin dificultades cuando hayas alcanzado un nivel de vacío aceptable. Además, si no defines un límite, el propio succionador lo hará cuando ya no sea posible bombear más aire. En ese momento, es importante detener el proceso.

9. Extracción Segura del Succionar Vaginal

Para retirar el succionador de manera segura, permite que el aire vuelva a entrar. La mayoría de los modelos incluyen una válvula de liberación que puedes abrir, y notarás cómo el aire regresa. Una vez que hayas hecho esto, puedes retirar el succionador sin causar molestias ni tirones.

Cómo Funcionan los Succionadores Vaginales

Los succionadores vaginales son juguetes eróticos diseñados para proporcionar placer. Generalmente tienen un diseño en forma de campana que se coloca sobre la vulva.

Una vez ajustado en su lugar, se acciona una válvula en el extremo opuesto para generar un vacío en el interior. Este proceso aumenta la sensibilidad de la zona, lo que potencia el placer experimentado durante los estímulos subsiguientes.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *